24 de abril de 2014

CUESTA CREER. CLARO QUE CUESTA

El 11 de septiembre de 1973, bajo la dirección del comandante en jefe del ejército,  un golpe de Estado derrocó al presidente Salvador Allende. Hoy, a más de dos décadas del fin de la dictadura militar,  y al fin; el Estado ya no conmemora esta fecha. Pero nadie puede olvidar ese momento de la historia de Chile. Aparecen testimonios que son difíciles de entender. Una y otra vez, sin parar y torrencial surgen las minucias sucias.




































- Por violación de los torturadores, quedé embarazada y aborté en la cárcel. 
Sufrí shock eléctricos, colgamientos, pau de arara, submarinos, simulacro de fusilamiento, quemaduras con cigarros. 
Me obligaron a tomar drogas, sufrí violación y acoso sexual con perros, la introducción de ratas vivas por la vagina y todo el cuerpo. 
Me obligaron a tener relaciones sexuales con mi padre y hermano que estaban detenidos. También a ver y escuchar las torturas a mi hermano y a mi padre. 
Me hicieron el teléfono, me pusieron en la parrilla, me hicieron cortes con yatagán en el estómago. 
Tenía 25 años.
Estuve detenida hasta 1976.
No tuve ningún proceso."


Del Informe de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura durante la dictadura en Chile (1973-1989), o  Informe Valech, pág. 292.

Cuesta creer, claro que cuesta. 
Con tanto bullicio allí en la tele. 
Cada día cuesta más, 
claro que cuesta.

La faz oscura de la matria está presente y tenebrosa.
Se huele 
como restos de un incendio que no apaga.  
Todo aparenta de lo nuevo
pero está la brasa. Lejos sí.  Pero se siente y está que duele.
La bestia no está muerta 
y ni siquiera ha mudado de pelaje.


Está con sus hilos impecables
del señor titiritero sostenida 
y como un perro con cadenas
la voz de gente buena y complaciente. 

Y está la gente mala que también canta.
Luego, se persignan, 
van a misa, hablan de Dios. 
Se acicalan y siguen.

15 de septiembre de 2013

EL REPLICANTE.

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais..., atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia... (Blade Runner)

Vi que esos momentos eran eternos… en el tiempo breve
La lluvia me empapaba hasta los huesos pero eran lágrimas
y los huesos se ablandaron hasta la médula pero era mi patria.
Vi las aguas del Adriático y los muertos líquidos de Ezra Pound.
Vi la próstata de Neruda escondida en un caldillo de congrio.
Vi como veía Borges, pero era Cortázar quien miraba.
Vi el cruce de Los Andes con caminantes vivientes
y eran Dos Cientos Mil los pálidos como la nieve.
Vi Tannhäuser, Grimaldi y Tres Álamos.
Vi fusilamiento de niños. Eran 136 los angelitos.
Vi el pesebre de navidad en un septiembre de La Vega.
La vaca del pesebre con su mancha la cantó Zurita.
El burro del  pesebre preguntaba ¿Cuánto sabe usted?
El buey del pesebre tiritaba de miedo. Pensaba en la hecatombe,
Y vi lo tres reyes magos + uno,  sumando púas en el alambre.
Vi la casa de la virgen allá en Éfeso. Éfeso es como Collihuay.
Vi a Mario Benedetti  flagelando cada verso con su insomnio.
Vi los pechos de mi madre quemados por cigarros.
Vi mis lágrimas calientes pidiendo perdón en el mural de Siqueiros.
Vi el Espíritu Patriótico reptando sobre cráneos y vísceras
y en la Catedral de Concepción me prendí fuego.
La cruz no tenía INRI, tenía POR QUÉ.
Vi golpizas en el Chiflón del Diablo.
y fracturas en una Casa de Campo.
Soñé con  la Patagonia y sus exterminios.
Vi mutilaciones, quemadura, mordeduras, colgamientos 
y vi que era en zonas genitales.
Vi amenazar hijos, cónyuges, padre y madre.
Vi simulacros de fusilamiento en la quema de Judas
Vi humillaciones y vejámenes
Vi comer basura y excrementos al fondo del barco 
Vi desnudamientos en las rocas del desierto
Vi las violaciones, manoseos y abusos con los perros.
Vi la asfixia, la cámara de gases y no era el Tercer Reich.
Vi a Guajardo vomitando y a JakTong partido en dos.
Vi a mi hermano parado en la  V  de la victoria.
Vi a Su Excelencia con anteojos oscuros.
Vi la nube posada en el agua quieta del Estrecho de Magallanes.
era isla Dawson en el horizonte  y era oscura
Vi a Tres Padres Nuestros y más de mil Ave María.
Por mi culpa por mi culpa por mi grandísima culpa.
Vi  camiones frigoríficos y al Maipo atracando en el puerto de Pisagua.
Creí ver las velas desplegadas de la Dama Blanca
pero eran encaladas momias nuevas en el Desierto de Atacama.
Vi cadáveres igual como los vio Néstor Perlongher nacido en Avellaneda,
en la provincia de Buenos Aires. Argentina.
El feto, La abuela, La suegra, La tía, 
Yo también los vi. 
¡Hay cadáveres, chileno! Era la voz del Che.
Y al Lucho Fuenzalida tragándose las plumas del culo Maldonado.
Vi el Festival de Viña.
Vi que pronunciar era decir bombazo en nuestra casa.
Vi a Eduardo Frei Montalba desnudo boca abajo  colgando en una escala.
por la nariz botaba un líquido amarillo vaticano.
Vi al Nuncio volando en pedacitos.
Los pedacitos eran las palomas. 
No era Carlos Prat, Letelier ni  siquiera el Hermano Bernardo.
Vi que sus amigos miraban para el lado y vi el ReNuncio.
Vi un teniente coronel que los domingos podaba sus rosales con pantuflas.
Vi una rata en un tubo de PVC ensartado en la vagina de María Claudia
para que arañara el punto G que era excepcionalmente inmaculado.
Vi un almirante haciendo un brindis con un cáliz.
Vi períodos de excepción, personas de excepción, situaciones de excepción
y naturalmente; excepciones.
Vi a 176 niños de 13 años que fueron torturados.
Vi Tres Mil 621 mujeres que se atrevieron a contarlo
una vez, dos veces, tres veces y nadie les creía.
Vi que se legislaba sobre el hilo curado para evitar degollamientos
Vi diputados, senadores, ministros y rectores. .
Vi miembros de las Fuerzas Armadas 
y en el lustre de sus bototos sacros se peinaban sus patrones master.
Vi intendentes, funcionarios, periodistas,
Vi profesores y académicos, 
Vi sacerdotes, dirigentes  sociales y políticos,
Vi artistas, estudiantes y agricultores,  
Vi dueñas de casa, indígenas y obreros, 
Creo que los vi a casi todos incluyendo a la Pincoya
se me confundieron los muertos familiares con los muertos del Estado 
y me vi muriendo antes de nacer.
Vi  Mil 136 centros de tortura y detención.
Vi a 200 Mil marchar hacia el exilio.
Vi a 13 señoras  parir hijos de sus violadores.
Vi un NO al aborto
y los que estaban por la vida NO fumaban NO pisaban el pasto.
Y NO fui feliz ni con los rezos en latín del cura Hasbún.
Vi a Florcita Motuda afinando una canción de festival.
Vi que muchos no volvían de sus catres
También apareció la Virgen de Peñablanca pidiendo rezos
más sermón y más humillación en la boca del cura de mi pueblo
un tal Fernández  y español.
Después la virgen se cambió de sexo.
Vi  - ya sin párpados - jueces curcos mirando para el lado en el otario.
Vi a los médicos con jeringas que goteaban El Mercurio repitiendo; 
hago mi trabajo, proceso mi faena.
hago mi trabajo, proceso mi faena.
Vi la patria en un halo,  allá en el cielo
- una vez más –
pariendo al hombre  nuevo
Y bajo la cama del hospital naval con su vientre abierto.
vi los fetos nuevos desfilando desde la uterina catedral
y vi que eran todos flacos, hambrientos y que no valían nada.
Más valía estar muerto
pero ninguno de esos miserables se moría
administraban sociedades, financieras y academias.
Vi los diarios y sus dueños, sus camiones y sus balas.
Vi como un país se deshacía en excremento Fiesta Patria
mojones y mojones de esos hombres desfilaban y flameaban con sus corvos
en las pantalla de televisión en blanco y negro.
Será para mejor, profetizaba Yolanda Sultana.
Vi mucho futbol y boxeo y bostezos
el Festival de la Una y el Japening con Ja y Sábados Gigantes
En la cátedra de vida aprendimos Farándula Uno.
Vi al soplón y al traidor 
Vi a Silver Stallone, Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger
Vi que los dormían
Vi que les amarraban rieles
Vi que los subían a bordo
Vi que los soltaban al abismo del mar y se salvaban
Y vi a Cecilia Bolocco como la niña de la película.
Vi televisión, vi  que me gustaba el pop corn
Vi Alien, El Depredador y Chucky; el muñeco diabólico.
Vi a mis hijas que venían, ya nacían  y no las quise.
Vi un eclipse en la oruga militar y a Chemo de uniforme.
Vi que lo veía - luces  bien amigo - le dije.
Qué tonto se veía y cuánto miedo daba.
Vi un pelado que era como un árbitro de misa diaria y nos saqueaba
hace poco merecidamente lo mataron al pelado
por el prontuario de agravios que tenía.
Vi como miraban los perversos y mis tíos
mis primos que eran jueces.
Nadie.
Nunca.
Nada.

Creí que tenía fantasías
y me levanté.
Y seguí adelante
pues tenía problemas personales que resolver:

Vivir
vivir con todo eso cargado en la memoria.

1 de mayo de 2012

DENUNCIA DEL ILOTA




11
septiembre
73
       Ruiz Tagle                                                                                                                                                                                                                      
Yo te bendigo
dice el monseñor

¿Con qué cicatrices prestadas
manchas  tú
la cloaca de esta patria mía
carne de todas las rapiñas?

Mira
Mira esos ángulos
de muertos y de ruinas


Se desfila


Mira las sombras de pupilas espantosas
Son fusiles
La ceguera y el laberinto se deforman
y en los pasos minuciosos  te desvías

Mira  los viejos bendecidos
que agonizan en el patio 
A la deriva

La catedral no cuadra ni articula un rezo
y en sus paredes te confundes
no es la nave  sobre aguas
es la nave sumergida con sus vicios y maldades

Mira esta tierra
desgajada por el odio. 

Mira el espanto y la ruina
de agujeros y de sangre
todo lleno

Parecen palomas que saludan  
Te equivocas
No son rezos
son los muertos

Yo te bendigo
mi señor 
entre estos murallones te bendigo

Masacraré  cada feto de trapo
que cuelgue de tu hocico lleno de cristos
y con la misma lepra de tus signos
te bendigo


.

METIDO EN ESTE BOLLO CON VERSOS QUE NO SON LOS MIOS


12
Octubre
73

La inmensa humanidad de nuevo
se pregunta por las lilas


La limpidez
de frío ya azulosa
y separada de sus compañeros en la escuela
recibe un golpe conocido en cada negra


Mimetizado
por esta pieza de 2 por 3
hago señales en la noche
detrás de cielo divinizado que se va


Triste
como una tumba en la puerta de una fábrica vacía
que no está


De lo peor que el hombre puede decir con lágrimas
es que tiene miedo de no ser lo suficientemente libre
patriota bien nacido y obediente
ordenado, silencioso,  competente


En la más grandiosa escena
heme aquí
en el nombre de la fe 

Podrido
en la raíz

Y la sangre me traspasa enfebrecida

.

LA CASA DEL LIBRO


1
Noviembre
73

Muere
la sangre en las calzadas
de gris
y seca - mente los cobardes permanecen


Un surtidor de escorias y agria leche
en chile patria y muerte
corre por las calles


Neruda dice que son más
los pianos derretidos

Vallejo  que los húmeros

Parra pide
que no se levanten los muertos de sus tumbas
que nada ganan al resucitar

Y borges viene por su oro
y algún otro por lo suyo


Muere
la sangre en las calzadas
y sobre la mancha y su derrame
bajan
los hombres por su hermano
las mujeres por su niño
y los niños por la madre
y a todos
se los traga el maremoto de fusiles


Pero son más - como dice Vallejo -
los húmeros sin números


.

LA MUERTE ES MAS SUCIA

Éramos liceanas el 73'
24
Diciembre
73

He visto en cada calle a más de un muerto
más de alguno trisa en su frente la grasa de la tarde
y se cree de la raza que le canta a la leyenda
aunque solo divisaba algunos bueyes
enredados en el polen.

Con una herida en su frente y acrobacia
va el amigo
el maldito mismo
horrorizado con su patria
tambaleando en rutinaria pesadilla y el desorden

Se acabó el discurso
Compañero.
Camarada
te llegó el momento.

He visto a muchos morir en la calle
atrapando una sonrisa
y propiamente nada.

OJOS HUNDIDOS


7
Enero
74

Ojos hundidos
interrumpen el desenlace de la tarde


El hambre contempla la sangre sin espíritu
y este poco de sabor sin ruido


Entre tanto hueso por blanquear
y tanto codo
aún están los demasiados  órganos
y tanto por limpiar


¿Acaso no ven?
¿Qué hacen?


Se verán los huesos encalados
y los omóplatos mañana
pero en verdad  - hoy por hoy
son más las tripas
los humores -  las vísceras jugosas
y que manchan las maderas y la tela


Se podrán lavar con agua
Hay que avisar a la casera


El rencor germina en la sombría
como negras  pupilas que titilan


El odio oprime cualquier tesis
en tabiques y anaqueles
y  la  desnuda sombra entra a muros
al doblar la cada esquina equis
murmura quejas y sus vahos



RADIO MOSCÚ


28
Febrero
74

Cansado
y clandestino


El odio patalea y corre
como un ave despreciable de tormentos
mordiendo
sus negras alas de vergüenza


Aturdido por los tiempos
entre tanta bestia y su carroña
apenas escucha un canto de aurora roja
que bulle con su tic tac de noche


Yo estaba taciturno
saturado desde mis propias sílabas
mientras la vida sucia
me sorbía en su libar de pánico


Y porque vivo
nace
desde el fondo de la médula y el brazo
la promesa de volver
y de vencer
con este potente puño preferido


.

AQUI


31
Marzo
74
Aquí
me tienen ustedes esta mañana
lleno de tierra  y sol
con una sola razón y miles
para morir 
para vivir

¿Recuerdan ustedes el sol de hace algunos días?
Esta vez los poetas no tendrán tema;  decía un panfleto

Porque cuando dicen patria
pienso en el patio de mi casa
y en un muro con sol 
y  con  pasto

Cínico derrumbe de una fina película 
De lejos suenan disparos

Seguro 
No saben de lo que hablo
Compañeros

Aquí me tienen ustedes esta mañana
lleno de trocitos de carnes, de jugos
Cayó el gobierno 
Pero no es todo


Me paseo en el patio del fondo me llevo
y el humo me trae un olor
a intentos de fuga, a suicidios, a extraños accidentes

Se escuchan himnos
como si ángeles ritmaran sobre las nubes

Seguro 
No sabrán de lo que hablo
compañeros

Cayó el gobierno
Estuve pensando  
Cayó el gobierno
¡El fascismo no pasará! Colgaba en la escuela

Lean los diarios
Escuchen la radio
Y cuenten

                                                                                                                                                                                  San Martín 541. Quilpué.

PATRIA


4
Abril
74
Un tumulto de lenguas
retumba en el día
y en mi cabeza
Es chile una tormenta
de aves trozadas
en pleno vuelo
a pesar de que pienso
en mi patio
y en un muro con pasto.

Patria que me desata
y donde se mata

Patria que expira
sus propias tinieblas
y sus muertes liberadoras

Patria que agota
su propia raíz.

A la hora de noche
corren los miedos
con su piel de gallina
sus garras  de espanto
Garras de patria


Hijo, a ti te digo
de la patria huye.
Piensa en tu patio.
o en la casa del padre.
A lo más
en un muro con pasto.

DISTINGO LA PERSPECTIVA INCIERTA DE SUSPIROS


1
Mayo
74


Distingo la perspectiva incierta de suspiros
Nótese la similitud
entre todos:

- Una fila de hombres atados

- Un manto de cadáveres dispersos

- Y el cielo de noche y día mutilado en blanco y negro


Mirando lo que parece un contradicción
distingo:

- Las sombras de cúpulas llenas de antenas

- La arena en la garganta que se hará perpetua.

- Acaso un gráfico de huesos y de pájaros en el polvo
dibujado con el dedo inflamado
pero considerándolo como un todo;
el cráneo,  el espanto,  la noción paródica
a la que todos tenemos derecho
para que la vida sea un mito
un asco
una libertad
con el monólogo sin costuras del destino
y la atmósfera pasiva del paisaje mustio
y el cáncer opaco en el ganglio
y el odio


.

CERO

  3
Junio
74

La perfección matemática de la cala
te pregunta con austero acento
¿dónde andas tú que en la muchedumbre creías,
en todos los momentos desquiciados,
en todos los instantes benditos por el arzobispo,
y por el tuétano?
¿dónde vas?

Afuera no hay nada

Afuera no hay nada;
sólo fantasmas tratando de mover el aire
tratando de crear de nuevo el viento.

Solo el pecador sutil y el tonto
con sus chillidos de pelele esperan el decreto
El decreto que afirma
que esta tierra es nueva
de carne y huesos.

Esto no es poesía;
es un infiltración dura y punzante
para callarnos
y creer a fuerza de repetírnoslo
que no somos ni valemos nada
Quédate en casa,
Quieto...
Que en ello se te irá la vida.

BEBO EN EL CRANEO

16
Septiembre
76
Bebo
en el cráneo hueco
del Cóndor lila de la fobia 
porque no hay mirlo que tirite en los labios
si no várices colgando en los aleros
cuerpos estrellados en la nevada cordillera
algún bostezo insípido del mar que traga y traga
ángulos    filos 
emblemas de la nación


Los parásitos adulan al ciego
balanceando nombres
entre las huellas de las banderas
y en blanco y negro

Tengo la piel con cicatrices
agitando nubes detrás de mil puertas de mil días
y la destrucción 
y la dolorosa flor *

Tengo encías desesperadas
engendrando los nuevos pájaros
que vuelan  hacia los suburbio muertos 
del día que aborrezco
con callejones y sus orinas


Un milagro no hará nunca un poeta
en esta página llena de velos y de larvas
y de banderas en blanco y negro


*La destrucción y la dolorosa flor de Latinoamérica. http://ladestruccionrubencarcamo.blogspot.com/

VIGILIA


15
Agosto
74
En todo el océano de mi corazón preciso
con sus resacas y mareas 
no hay amor para el que mata

Si no pudo vencer la euforia de la muerte
no hay lugar para el olvido

Si dio un ojo de fusil abyecto
tanta reja y osamenta hecha cadena
tanto aparato de la destrucción
lo espero
minuciosamente centinela cada noche en su latido
porque su sangre se alimenta de mi muerto

LA TARDE SIN ESCUELAS



18
Septiembre
74
La tarde sin escuelas
y los crujidos en la peste
silban en los candados
insomnes a la vigilia

Las nubes que vienen y pasan

Los años que vienen y  pasan
y no quiero hacer similitudes
pero se esconden y  humillan
las sombras que siempre nos dan miedo
me condenan y disipan


-          Solo tenían que decirlo   -  dijo ella
Y  borró todas las alas de tiza roja.


-          Para derramar crepúsculos vivos   -  dijo
Y caminó dando saltos cubierta de sangre.


Vi como tembló
Y me tendía los brazos

Caía 
y la miré

Esperando que rodara

La miré hasta que cayó

La miré hasta que cayó  furiosa

La miré hasta que cayó intensamente

No la he vuelto a ver
desde que las flechas cruzaban  hacia el ocaso
que ningún amanecer lanzaba

JAMAS TERMINO DE APRENDER

12
octubre
74
La sombra desgarrada de la aurora
siempre roja no es igual en cada día

Ni los espejos colmados 
en los ojos minuciosos y en lo oscuro
ya me reconocen

El rumbo no se desintegra
acelera su camino
en mi cuerpo que ya se desvanece
incesante y preciso
a pesar del cada día

Vean
cuanto sufrimiento hinca sus lamidas cada noche
como latigazos en el alma

Jamás termino de aprender